16 enero 2014

Reseña: El Heroe Perdido - Rick Riordan

Titulo Original: The Lost Hero

Autor: Rick Riordan

Saga: Si, Saga de los Héroes del Olimpo (1/5)

Género: Aventura, Joven Adulto, Mitología Greco-romana

Editorial: Montena. Distribuye en Argentina Penguin Random House (ex Random House Mondadori)

Año de publicación: 2010

490 páginas 

Jason despierta en un autobús de un colegio al que nunca fue con dos amigos a los que no conoce. Piper y Leo sostienen que el es Jason, su amigo desde que entro al colegio. Jason no recuerda nada de su pasado. ¿Como llego ahi? No tiene idea. Pero alguien tiene un plan para él y sus amigos. Fuerzas más grandes de las que pueden imaginar se disputan el control del mundo. Solo los Siete de la profecía pueden impedir que el mundo como lo conocemos desaparezca.

Otra vez Rick Riordan hizo de las suyas. 
Para los que no conocen las sagas de Rick Riordan, les presento una de las mejores cosas que he leído.
Ya con Percy Jackson y los Olímpicos, Rick hace una perfecta fusión entre el mundo real y la mitología griega. Sin embargo en esta saga Rick sube la apuesta y agrega a el barullo a la mitología romana. Creando un mundo en el que ambos estilos de vida existen en armonía con el mundo.
En en este libro nos presenta a tres nuevos personajes principales: Jason, Piper y Leo. Como pueden sospechar los que leyeron alguna vez a Rick, si, los tres son semidioses. (No les voy a decir de quienes son hijos Piper y Leo porque fue una sorpresa para mi). Jason es un chico de unos 16 años, cabello rubio y mucha determinación y madera de líder. Piper es una chica mestiza, su padre es hijo de aborígenes americanos, ella se dedica a robar cosas (según ella pide prestado y se lo dan) para llamar la atención de su padre quien es una estrella de cine muy famoso. Leo es carismático y muy payaso, mestizo también (aunque él es de sangre latina), hijo de Esperanza Valdez quien murió en un incendio cuando Leo era un niño.
Los tres se dirigen a una excursión al Gran Cañon, con el resto de la escuela para niños inadaptados a la que asisten, en donde las típicas cosas que le pasan a los semidioses, es decir, los atacan unos monstruos. Así es como terminan siendo rescatados por Annabeth (una de las lideres del tal Campamento Mestizo).
Sin embargo durante el viaje hasta el Campamento, Annabeth nota algo raro en el comportamiento de Jason, la manera en la que el puede hablar latín, en la manera en la que se refiere a los dioses con sus nombres romanos y un extraño tatuaje en su brazo con las siglas SPQR y un águila. Apenas llegan al Campamento Mestizo, Jason recupera un poco de memoria y se presenta a si mismo como Hijo de Júpiter. Lo cual es problemático porque Zeus es Zeus, no Júpiter. Pero lo aceptan igual a pesar de su extraño comportamiento. Pasados los días Piper y Leo son reconocidos por sus padres divinos y sale una misión. Algo extraño ocurre en el Olimpo, cerraron sus puertas para todos. Pero algo está aun peor, la Reina de los Cielos fue secuestrada. Hera ha desaparecido. Y Jason, hijo de Zeus tiene que ir a rescatarla.
El héroe perdido se trata de las aventuras de Jason, Piper y Leo en su misión para rescatar a Hera y tratar de que el mundo no termine de la noche para la mañana. Tienen cuatro días sino Ella se despertará y el mundo no podrá contra su furia.

No tenía mucha fe en este libro por los nuevos personajes y la mitología romana, estaba testaruda con que no me iban a agradar. Que equivocada estaba. Si siquiera me molestó la ausencia de Percy (así es, adivinen quien es el "Heroe Perdido").
El libro está narrado desde tres puntos de vista diferentes, el de Jason, el de Leo y el de Piper. Turnandolos cada tres capítulos mas o menos. Al principio fue un poco confuso, pero las voces de cada uno están tan bien diferenciadas que no costaba nada saber a quien estabas leyendo. El libro tiene ritmo y es dinámico. Es muy difícil que te estanques y las hojas pasan como si nada. He oído a personas tratando de comparar a Jason con Percy, pero nadie entiende que son hijos de diferentes dioses, Percy es hijo de Poseidón, es impulsivo como el mar. Jason es hijo de Júpiter, no solo es observador, sino que tiene una mente romana, con más disciplina y preparada para la estrategia. Sus capítulos eran los más organizados y los que más llenos de peleas. Piper es la de los sentimientos, sus capítulos eran uno de los más cargados de emociones, aunque los puntos de vista de Leo también estaban cargados de emociones estaban más enfocados al desarrollo de las acciones dentro del libro.

Un libro lleno de aventura y humor. Tan entretenido que te compenetra en la historia. Siempre me ocurre con las cosas que escribe Rick, me hace sentir un personaje más de la historia, como si estuviera detrás de los personajes, viviendo todo lo que ellos viven, escuchando todo lo que ellos piensan. La pluma de Rick Riordan es increíble y talentosa. Pero, insisto, una de las cosas que más adoro de sus tramas, son las perfectas fusiones de la mitología griega con el mundo real. La manera ingeniosa y hasta a veces graciosa en la que une todo. (En el siguiente libro hay una que no lo podía creer de lo ingenioso y rápido que estuvo Rick con esa). Me alegro que esta saga sea editada por otra editorial (valga la redundancia). Disney-Hyperion están haciendo un gran trabajo con las portadas y las ediciones de los libros. Son, en mi opinión, mucho más lindas que las de Percy Jackson y los Olímpicos. En fin, es un libro increíble y es una saga que promete ser mucho más emocionante que la anterior. La reseña de El Hijo de Neptuno la voy a hacer o más tarde o mañana y seguro sea programada para dentro de unos días. 
Estoy ansiosa por sufrir con la Marca de Atenea de la mano del Tío Rick, un autor que me moviliza tanto por sus personajes, sus tramas y su pluma.



PD: Con este libro tengo un punto menos en el reto 12 objetos, 12 libros. Y gane 3 puntos en mi Reto "no más amontonamiento".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada